7 Beneficios De La Betaína, Signos De Deficiencia Y Fuentes De Alimentos

Los beneficios de la betaína están cargados de aminoácidos que han demostrado tener favores potenciales para combatir las enfermedades del corazón, mejorar la composición corporal y ayudar a promover  la ganancia de músculo y la pérdida de grasa debido a su capacidad para promover la síntesis de proteínas en el cuerpo.

La betaína, también conocida como trimetilglicina, se está volviendo más popular en suplementos recientemente, pero en realidad no es un nutriente recién descubierto. Si bien se ha estudiado por sus efectos positivos en la prevención de enfermedades cardíacas durante bastante tiempo, solo recientemente se ha incluido betaína con mayor frecuencia en suplementos energéticos y concentrados en el ejercicio, polvos de proteínas  y otros productos orientados a mejorar el rendimiento físico y la composición corporal.

Es un derivado de la nutriente colina; en otras palabras, la colina es un «precursor» de la betaína y debe estar presente para que se sintetice en el cuerpo. La betaína es creada por la colina en combinación con el aminoácido glicina. Al igual que algunas vitaminas B, como el folato y la vitamina B12; se considera un «donante de metilo». Esto significa que ayuda a la función hepática, la desintoxicación y el funcionamiento celular dentro del cuerpo. Su función más importante es ayudar al cuerpo a procesar las grasas.

Beneficios De La Betaína

Beneficios de la betaína

1.- Apoya la salud del corazón

La betaína es mejor conocida por ayudar a reducir los niveles de homocisteína en la sangre, lo que está directamente relacionado con la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca. Una alta concentración de homocisteína es un factor de riesgo potencial para la enfermedad cardiovascular, pero los estudios muestran que esta condición se puede reducir a través de la administración regular de suplementos de betaína.

Al ayudar a combatir el endurecimiento y el bloqueo de las arterias debido a la elevación de la homocisteína, la betaína es beneficiosa para reducir el riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales y otras formas de paro cardíaco y enfermedad cardíaca.

2.- Puede ayudar a mejorar la masa muscular

Aunque la investigación es mixta y algo limitada en los seres humanos, se ha demostrado que la administración continua de suplementos de betaína reduce la masa de grasa (adiposo) y aumenta la masa muscular en estudios con animales y estudios humanos selectivos. Hasta la fecha, se han realizado varios estudios para investigar si existen beneficios de la betaína para desarrollar fuerza y masa muscular. Diferentes estudios han mostrado resultados variados.

Las más recientes investigaciones han informado acerca del aumento de la producción de fuerza muscular y la producción de fuerza muscular después de la administración de suplementos de betaína; además, hay evidencias de que dos semanas de suplementos de betaína en varones universitarios activos pueden mejorar la resistencia muscular durante los ejercicios de sentadillas e incrementar la calidad de las repeticiones que podían realizarse. Los investigadores del último estudio sintieron que esto demostraba que la betaína tiene la capacidad de crear mejoras en la resistencia muscular, pero no necesariamente en el poder general. Pero otros estudios no han mostrado resultados favorecedores al tomar betaína, o resultados mixtos cuando se trata de beneficios de la betaína.

3.- Puede ayudar con la pérdida de grasa

Según ciertos estudios, los datos sugieren que la suplementación con betaína puede ser beneficiosa para alterar la forma en que el cuerpo procesa y divide los nutrientes, lo que permite una mayor capacidad para quemar grasa y perder grasa sin dañar el tejido muscular o perder masa muscular.

Un estudio investigó si los cerdos que recibieron suplementos de betaína mostraron cambios en la composición corporal, específicamente si perdieron más grasa mientras tomaban betaína. Los resultados mostraron que los beneficios de la betaína tuvieron un impacto positivo y que en los cerdos alimentados con suplementos a base de este ingrediente, lograron mejor su capacidad para metabolizar la proteína, perdiendo más grasa que el grupo control de cerdos (que no recibieron betaína).

Se descubrió que la deposición de proteínas aumentaba en los cerdos que tomaban betaína, mientras que los porcentajes de grasa corporal eran más bajos que en los cerdos que no tomaban betaína. Y esta tendencia tenía una relación lineal, lo que significa que cuanto más betaína se les daba a los cerdos, más resultados de pérdida de grasa experimentaban.

Sin embargo, los investigadores señalan que estos resultados pueden ser más evidentes en los casos en que los sujetos son alimentados con dietas de baja energía (baja en calorías) en general.

4.- Ayuda con la función hepática y la desintoxicación

La betaína beneficia la salud del hígado ayudando en la desintoxicación y el proceso de las grasas digestivas del hígado (lípidos). La grasa puede acumularse a niveles peligrosos en el hígado debido a condiciones tales como el abuso de alcohol, la obesidad, la diabetes y otras causas, pero la betaína es capaz de ayudar en las funciones de desintoxicación del hígado para descomponer y eliminar las grasas.

Los beneficios de la betaína también ayudan al hígado a deshacerse de toxinas y productos químicos, previniendo el daño al tracto digestivo y otros daños corporales que pueden resultar de la exposición a toxinas.

También se ha descubierto que la betaína protege al hígado contra las hepatotoxinas, como el etanol y el tetracloruro de carbono. Las hepatotoxinas son sustancias químicas tóxicas que dañan el hígado e ingresan al cuerpo a través de ciertos medicamentos recetados o a través de pesticidas y herbicidas que se rocían en plantas y cultivos que no se cultivan orgánicamente.

Los investigadores todavía están aprendiendo más acerca de los efectos negativos a largo plazo de la exposición a los pesticidas químicos, y actualmente muchos tipos de metales pesados, pesticidas y herbicidas aún permanecen en la lista de la FDA «considerada segura». Por lo tanto, muchas frutas y verduras comúnmente consumidas se rocían con múltiples toxinas químicas, que luego ingerimos cuando consumimos estos alimentos. La betaína puede ser útil para que el hígado procese estas toxinas y las elimine del cuerpo.

Beneficios De La Betaína

5.- Puede ayudar en la digestión

La betaína a veces se usa para crear suplementos de hidrocloruro de betaína (también llamado betaína HCl). Se cree que los beneficios de la betaína aumenta la concentración de ácido clorhídrico en el estómago, que es el ácido que debe estar presente para descomponer los alimentos y para usar los nutrientes. En ciertos grupos de personas que tienen un bajo nivel de ácido estomacal, pueden experimentar una variedad de problemas digestivos que la betaína puede ayudar a aliviar.

Ciertas personas consideran beneficioso tomar extracto de Betaine HCI antes de las comidas para ayudar a que el estómago se disuelva y procese los alimentos. Se han encontrado resultados en personas que sufren de indigestión debido a medicamentos u otros problemas digestivos. Tomar betaína HCl antes de las comidas puede ayudar al estómago a utilizar mejor los nutrientes de los alimentos, a mejorar la salud del tracto digestivo y a que el sistema inmune depende en gran medida de la salud de la flora intestinal, incluso para aumentar la inmunidad.

6.- Ayuda a aliviar dolores y dolores

Los estudios han demostrado que la betaína puede beneficiar positivamente a aquellos con dolores y dolores musculares. En un estudio realizado en caballos, los niveles de ácido lactato (asociados con la fatiga muscular) fueron menores después del ejercicio cuando los caballos recibieron suplementos de betaína.

Esto puede ser beneficioso para las personas cuando se realizan ejercicios rigurosos o para aquellos que sufren de síntomas dolorosos relacionados con el daño muscular y del tejido articular.

7.- Ayuda a reparar el daño corporal del alcoholismo

Los beneficios de la betaína se usan basicamente para tratar el daño hepático alcohólico que resulta en la acumulación de grasa en el hígado. La betaína tiene efectos lipotrópicos (reductores de grasa), por lo que se ha demostrado que produce mejoras significativas en la curación de la enfermedad del hígado graso al ayudar al hígado a procesar y eliminar las grasas.

Preocupaciones e Interacciones de la Betaína

La betaína tiene el potencial de afectar los efectos de ciertos medicamentos e interactuar con otros nutrientes. Si toma medicamentos para la enfermedad hepática, cardíaca o tiene cálculos renales, debe consultar a su médico antes de tomar suplementos con betaína.

La betaína puede elevar los niveles de colesterol total, por lo que, aunque es beneficioso para prevenir la enfermedad cardíaca, también se debe controlar en ciertos pacientes en riesgo y tomarse en pequeñas dosis. Las personas que tienen sobrepeso, que tienen diabetes, enfermedad cardíaca o que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca no deben tomar betaína sin primero obtener la opinión de un médico.

No se han reportado muchos casos graves de sobredosis o toxicidad de betaína, pero algunas personas han informado que experimentan efectos secundarios leves que incluyen diarrea, malestar estomacal y náuseas.

Beneficios De La Betaína

Cantidad diaria recomendada de betaína

En los adultos, no existe una cantidad diaria recomendada de betaína en este momento. Las dosis recomendadas de betaína varían según las condiciones que se estén tratando, y aún se están realizando más investigaciones para establecer una recomendación establecida para el público en general.

  • Para las personas con enfermedad hepática grasa inducida por el alcohol, la cantidad recomendada de suplementos de betaína es normalmente entre 1,000 y 2,000 miligramos, tomados tres veces al día. Esta es una dosis alta y más de lo que normalmente se tomaría, pero se necesita para reparar el daño hepático en ciertos casos, como en el caso de los alcohólicos en recuperación.
  • Las dosis más bajas se usan generalmente para el soporte nutricional en personas que tienen hígado saludable y sin antecedentes de enfermedad cardíaca. Para ayudar con la digestión, hay muchos suplementos de betaína (en forma de betaína HCI) que están disponibles en el mercado que varían en dosis recomendadas entre 650-2500 miligramos.
  • Las personas que buscan beneficiarse de la betaína en lo que respecta al rendimiento del ejercicio, mejorar la composición corporal o aliviar dolores en el cuerpo  pueden tomar entre 1500-2000 miligramos de betaína, aunque una recomendación establecida no existe en este momento.
  • No se recomienda que las mujeres embarazadas o las mujeres que están amamantando tomen suplementos de betaína sin que primero se realicen más informes para demostrar que es seguro.

Si padece una enfermedad cardíaca, una enfermedad hepática, dolores musculares o desea hablar de tomar betaína para ayudar con los cambios en la composición corporal, como la pérdida de grasa y los aumentos de masa muscular, puede hablar con su médico para determinar la dosis adecuada para usted.

Fuentes alimenticias principales de betaína

Debido a que todos necesitan una cantidad diferente de betaína dependiendo de sus necesidades, y no hay una recomendación establecida para la ingesta de betaína en este momento, los porcentajes diarios no se muestran para las fuentes de alimentos a continuación. Sin embargo, tenga en cuenta que a la mayoría de la gente le conviene obtener entre 650-2,000 miligramos de betaína por día.

Aquí hay 12 de las mejores fuentes de alimentos ricos en los beneficios de la betaína:

  1. Salvado de trigo : 1/4 taza sin cocer (aproximadamente 15 gramos): 200 mg
  2. Quinua  : aproximadamente 1 taza cocida o 1/4 taza sin cocinar: 178 mg
  3. Remolacha  – 1 taza cruda: 175 mg
  4. Espinaca – 1 taza cocida: 160 mg
  5. Grano de amaranto : aproximadamente 1 taza cocida o 1/2 taza sin cocinar: 130 mg
  6. Grano de centeno : aproximadamente 1 taza cocida o 1/2 taza sin cocer: 123 mg
  7. Grano de trigo de Kamut : aproximadamente 1 taza cocida o 1/2 taza sin cocinar: 105 mg
  8. Grano búlgaro : aproximadamente 1 taza cocida o 1/2 taza sin cocinar: 76 mg
  9. Patata dulce – 1 papa mediana: 39 mg
  10. Pechuga de pavo – 1 pechuga cocinada: 30 mg
  11. Ternera  – 3 onzas: 29 mg
  12. Carne de vaca – 3 onzas cocidas: 28 mg

►Video recomendado: ¿QUÉ ES LA BETAÍNA ANHIDRA? DESCUBRE ESTE GRAN SUPLEMENTO – Raúl Carrasco

Deja un comentario