10 Beneficios De La Linaza Para Que No Dejes De Consumirla.

Durante muchos años, las personas han honrado y venerado de alguna forma los innumerables beneficios de la linaza, sobre todo por considerarlas como unas excelentes semillas que sirven para proteger la salud.

De hecho, algunos historiadores mencionan en sus ilustres páginas que personalidades como Carlos el Grande ordenó a sus súbditos que comieran semillas de linaza para mejorar su salud. Así que no es de extrañar que por algo adquirieran el nombre de “el más útil”, pues los beneficios de la linaza están más que certificados.

Hoy en día, las semillas de linaza están emergiendo como un «súper alimento» y esto se debe en parte, a que las investigaciones científicas apuntan cada vez más hacia los beneficios de la linaza como algo realmente palpable, sobre todo en el área de la salud y la medicina.

Aquí hay 10 beneficios de la linaza para la salud que están respaldados por la ciencia.

beneficios de la linaza

10 beneficios de la linaza.

1| Las semillas de linaza están cargadas con nutrientes.

Cultivadas desde el comienzo de la civilización, las semillas de linaza son una de las cosechas más antiguas, en el mundo hay dos tipos, marrón y dorado, que son igualmente nutritivos, quienes consumen esta beneficiosa semilla adquieren por cada porción una buena cantidad de proteínas, fibra y ácidos grasos omega-3, además de ser una fuente rica de algunas vitaminas y minerales.

Una cucharada de semillas de linaza molida contiene lo siguiente:

  • Calorías: 37
  • Proteína: 1,3 gramos
  • Carbohidratos: 2 gramos
  • Fibra: 1,9 gramos
  • Grasa total: 3 gramos
  • Grasas saturadas: 0.3 gramos
  • Grasa monoinsaturada: 0.5 gramos
  • Grasa poliinsaturada: 2,0 gramos
  • Ácidos grasos omega-3: 1.597 mg
  • Vitamina B1: 8% de la RDI
  • Vitamina B6: 2% de la RDI
  • Folato: 2% de la RDI
  • Calcio: 2% de la RDI
  • Hierro: 2% de la RDI
  • Magnesio: 7% de la RDI
  • Fósforo: 4% de la RDI
  • Potasio: 2% de la RDI

Curiosamente, los beneficios de la linaza para la salud se atribuyen principalmente a los ácidos grasos omega-3, líganos y fibra que contienen.

2| Las semillas de linaza son altas en grasas omega-3.

Si usted es vegetariano o no come pescado, la linaza puede ser su mejor fuente de grasas omega-3. Son una rica fuente de ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido graso omega-3 a base de plantas, que en términos generales es uno de los dos ácidos grasos esenciales que usted tiene que obtener de los alimentos que come, ya que su cuerpo no los produce.

Los estudios en animales han demostrado que el ALA presente en las semillas de linaza impidió que el colesterol se depositara en los vasos sanguíneos del corazón, además redujo la inflamación en las arterias y oprimió el crecimiento tumoral.

Recientemente una amplia revisión de 27 estudios que involucraron a más de 250.000 personas encontró que ALA estaba vinculado a 14% menos riesgo de padecer alguna enfermedad cardíaca; mientras que numerosos estudios han vinculado al ALA con un menor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

3| Reducen el riesgo de cáncer.

Los lignanos son compuestos vegetales que tienen propiedades antioxidantes y estrógenos, los cuales pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer y mejorar la salud. Curiosamente, las semillas de linaza o de lino como se les conoce tradicionalmente, contienen hasta 800 veces más lignanos que otros alimentos vegetales, por tal motivo los beneficios de la linaza son facultados por la ciencia.

Los estudios observacionales muestran que los que comen semillas de lino tienen un menor riesgo de cáncer de mama, en particular las mujeres posmenopáusicas. Además, según un estudio canadiense que involucra a más de 6 mil mujeres, las que comen semillas de linaza son 18% menos propensas a desarrollar cáncer de mama que las que no lo hacen; es importante mencionar que los varones también pueden recibir los beneficios de la linaza sin ningún problema.

En un pequeño estudio que incluyó a 15 hombres, los cuales recibieron 30 gramos de semillas de linaza al día, mientras que seguían una dieta baja en grasas, mostraron niveles reducidos de un marcador de cáncer de próstata, lo que sugiere un menor riesgo de este tipo de cáncer en los varones.

Las semillas de linaza también parecen tener el potencial de prevenir el cáncer de colon y piel según algunos estudios de laboratorio y animales, pero aún se necesitan algunos estudios más avanzados y preciosos para certificar estas potencialidades, pero hasta los momentos la evidencia muestra que es un alimento valioso para tratar esta enfermedad crónica que tantas vidas cobra en el mundo durante todo el año.

4| Son altamente ricas en fibra dietética.

Sólo una cucharada de semillas de linaza contiene 3 gramos de fibra, que es 8-12% de la ingesta diaria recomendada para hombres y mujeres, respectivamente; es decir, que según su tabla nutricional, las semillas de linazas poseen tanto fibra soluble como fibra insoluble, la primera acapara entre el 20 y 40% en cada porción,  mientras que la segunda abarca un 60-80% de la semilla.

Ambas fibras son necesarias para la salud, porque al agruparse en el intestino grueso permiten movimientos intestinales con regularidad, lo cual mejora la digestión, es decir, que mientras la fibra soluble actúa individualmente por un lado ralentizando su digestión y regulando la azúcar en la sangre y el colesterol, por el otro lado la fibra insoluble incrementa el nivel de agua en sus heces, permitiendo una digestión más suave y sin estreñimiento.

5| La linaza puede mejorar el colesterol.

Otro de los beneficios de la linaza probados y certificados para la salud, es su gran capacidad que tiene de reducir y oprimir los niveles altos de colesterol.

En un estudio realizado en personas con alto colesterol, se demostró que al consumir 3 cucharadas (30 gramos) de polvo de linaza diaria durante tres meses redujo el colesterol total en un 17% y el colesterol LDL «malo» en casi un 20% ( 19 ).

Otro estudio de personas con diabetes encontró que tomar 1 cucharada (10 gramos) de polvo de linaza diariamente durante un mes resultó en un aumento del 12% en el colesterol HDL «bueno».

En las mujeres posmenopáusicas, consumir 30 gramos de semillas de linaza diariamente disminuyó el colesterol total y el colesterol LDL en aproximadamente 7% y 10%, respectivamente. Estos efectos parecen deberse a la fibra en las semillas de lino, ya que se une a las sales biliares y luego es excretado por el cuerpo.

Para reponer estas sales biliares, el colesterol se extrae de su sangre hacia el hígado. Este proceso reduce los niveles de colesterol en la sangre. Esto definitivamente deja claro que los beneficios de la linaza son de gran ayuda para todas aquellas personas que desean mejorar la salud de su colesterol.

6| Las semillas de linaza reducen la presión arterial.

Los estudios sobre la linaza también se han centrado en su capacidad natural para bajar la presión arterial. Hace menos de dos años, investigadores canadienses determinaron que consumir alrededor de treinta graos de linaza al día, por espacio de seis meses, redujo considerablemente la presión arterial tanto sistólica como diastólica a sus niveles más estándares, lo cual es realmente sorprendente.

Para aquellos que ya estaban tomando medicamentos para la presión arterial, las semillas de linaza bajaron la presión arterial aún más y redujeron el número de pacientes con hipertensión arterial no controlada en un 17%.

Además, según una amplia revisión que analizó los datos de 11 estudios, tomar semillas de linaza diariamente durante más de tres meses disminuye la presión arterial en 2 mmHg. Aunque esto puede parecer insignificante, una reducción de 2 mmHg en la presión arterial puede reducir el riesgo de morir de un accidente cerebrovascular en un 10% y de una enfermedad cardíaca en un 7%.

los beneficios de la linaza

7| Contienen proteínas de alta calidad.

Basándonos en todos estos estudios, también se ha mencionado como otro de los beneficios de la linaza, la inmensa cantidad de proteínas vegetales que se pueden encontrar en ellas, lo cual termina siendo un aporte necesario y eficaz para la salud de las personas. La riqueza que posee en acido glutámico, aspártico y aminoácidos como arginina la hacen ser una semilla realmente atractiva.

Numerosos estudios de laboratorio y animales han demostrado que la proteína de linaza ayudó a mejorar la función inmune, bajar el colesterol, prevenir tumores y tenía propiedades anti-fúngicas. Si usted está considerando recortar la carne y está preocupado porque sentirá demasiada hambre, en las semillas de linaza puede encontrar una respuesta a ello, puesto que recientemente se determinó que no hay mayores diferencias entre la ingesta de alimentos de proteína vegetal con los alimentos de proteína vegetal, es decir, que la saciedad que producen las semillas de linaza es similar a la de cualquier otro alimento. Es probable que las comidas de proteína animal y vegetal estimularan las hormonas en el intestino para provocar la sensación de plenitud, que resultó en comer menos en la siguiente comida.

8|Funcionan como un controlador de la azúcar en la sangre.

Una de las enfermedades más conocidas en el mundo, es la diabetes tipo 2, pues hay una gran cantidad de personas que la padecen por distintas causas; esta afección es característica por elevar a altos niveles el azúcar que se encuentra en la sangre, lo que termina estimulando la incapacidad del organismo de crear insulina o ser resistente a la misma.

Algunos estudios han encontrado que las personas con diabetes tipo 2 que añadieron entre 10-20 gramos de polvo de linaza a su dieta diaria durante al menos un mes vieron reducciones del 8-20% en los niveles de azúcar en la sangre.

Este efecto reductor del azúcar en la sangre se debe especialmente al contenido de fibra insoluble de las semillas de linaza. La investigación ha encontrado que la fibra insoluble disminuye la liberación de azúcar en la sangre y reduce el azúcar en la sangre.

Sin embargo, un estudio no encontró cambios en los niveles de azúcar en la sangre ni ninguna mejora en el manejo de la diabetes, posiblemente, esta conclusión se deba a la poca cantidad de personas que fueron sometidas al estudio y al consumo del aceite de la linaza. El aceite de linaza carece de fibra, que se acredita con la capacidad de linaza para bajar el azúcar en la sangre, pero por lo general, se cree que la añadidura de semillas de linaza a la dieta es beneficiosa porque aporta nutrientes esenciales a las personas diabéticas.

9| Controla el peso y quita el hambre.

Si usted tiene la tendencia a merendar entre comidas, es posible que desee considerar la adición de semillas de lino a su bebida para evitar dolores de hambre. Un estudio encontró que la adición de 25 gramos de semillas de linaza molida a una bebida redujo los sentimientos de hambre y apetito general.

Los sentimientos de reducción del hambre se debieron probablemente al contenido de fibra soluble de las semillas de lino, que disminuyen la digestión en el estómago, lo que desencadena una serie de hormonas que controlan el apetito y proporcionan una sensación de plenitud. El contenido de fibra dietética de las semillas de linaza puede ayudar al control de peso al suprimir el hambre y aumentar los sentimientos de plenitud.

10| Funcionan como un ingrediente versátil.

La linaza o aceite de linaza se puede agregar a muchos alimentos comunes. Pruebe lo siguiente:

  • Añadirlos al agua y beberlo como parte de su ingesta diaria de líquidos
  • Llovizna de aceite de linaza como aderezo en la ensalada
  • Aspersión de semillas de linaza molida sobre su cereal de desayuno caliente o frío
  • Mezcla en tu yogur favorito
  • Añadirlos en la galleta, el mollete, el pan u otros bateadores
  • Mezclándolos en batidos para espesar la consistencia
  • Agregarlos al agua como sustituto del huevo
  • Incorporarlos en empanadas de carne
  • Consejos para agregar semillas de linaza a su dieta
  • Muchos impresionantes beneficios para la salud se atribuyen a consumir linaza.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo puede agregar estas pequeñas semillas en su dieta.

  • Consuma semillas de tierra en lugar de enteras
  • Opte por las semillas de linaza molida, ya que son más fáciles de digerir.
  • Usted no cosechará tantos beneficios de la linaza, ya que sus intestinos no pueden romper la dura cubierta exterior de las semillas.

Dicho esto, usted todavía puede comprar semillas de lino enteras, moler en un molinillo de café y almacenar las semillas de linaza molida en un recipiente hermético.

¿Qué pasa con el aceite de linaza?

El resurgimiento del uso de aceite de linaza se debe a sus propiedades nutricionales y beneficios para la salud. Comúnmente se desenvaina a través de un mecanismo que se conoce como prensado en frío.

Dado que el aceite es sensible al calor ya la luz, lo mejor es conservarlo en botellas de vidrio oscuro y almacenarlo en un lugar oscuro y fresco como un mueble de cocina. Debido a que algunos de sus nutrientes son sensibles al calor, el aceite de linaza no es adecuado para cocinar a alta temperatura.

Vale la pena señalar que el aceite de linaza contiene más ALA que las semillas de lino, una cucharada de semillas de linaza molida contiene 1,6 gramos, mientras que una pequeña cucharadita de este aceite contiene al menos 7 gramos de esta propiedad.

Es importante mencionar, que dentro de las semillas de linaza existe una gran cantidad de nutrientes provechosa que no está dentro de los valores nutricionales del aceite que se extrae de ellas, como es el caso de la fibra. Para cosechar plenamente los beneficios para la salud de las semillas de lino, semillas de linaza molida será una gran primera opción.

¿Cuánta linaza se necesita consumir al día?

Los beneficios de la linaza para la salud observados en los estudios anteriores, determinaron que con sólo una cucharada (10 gramos) de semillas de linaza molida por día, es suficiente para obtener todos sus nutrientes.

► Video recomendado: Beneficios De La Linaza En Ayunas

Deja un comentario