10 Beneficios De Dejar De Fumar Para El Organismo

Los beneficios de dejar de fumar para el organismo y las campañas para crear conciencia cada vez se han vuelto más común, ya que el consumo de cigarrillos, es la principal causa de muerte de las personas, producto del cáncer y problemas respiratorios, el fumar  y se ha vuelto un hábito tan normal que muchas personas caen en este vicio, exponiendo la salud de su organismo, muchas veces recurren a ello por factores psicoemocionales como el estrés y la ansiedad, lo que es un intento fallido, ya que el fumar causa dependencia y aumenta más la ansiedad.

Principales beneficios de dejar de fumar tabaco

Es bien sabido que fumar es malo, pero saber cuáles son los beneficios de dejar de fumar para el organismo es convencer y encontrar la fuerza para decir que es suficiente. A continuación, los 10 beneficios de dejar de fumar:

1-. Vivir más tiempo saludable

Alrededor de la mitad de los fumadores crónicos son víctimas de enfermedades cardíacas y respiratorias que pueden causar la muerte, como cáncer de pulmón, bronquitis crónica y ataque cardíaco.

Dejar de fumar antes de los 30 años, puede agregar un promedio de 10 años de vida, mientras que dejar de fumar alrededor de 60 años puede prolongar la existencia de aproximadamente 3 años.

Hacerlo no solo ayuda para vivir más tiempo, sino también para enfrentar una vejez saludable dejar de fumar reduce drásticamente las enfermedades del corazón y el cáncer, y ofrece más oportunidades de una vejez más saludable.

2-. Protege la salud de los demás

El humo pasivo daña seriamente a los que te rodean, este humo exhalado y liberado por la quema del cigarrillo, aumenta en otros el riesgo de contraer enfermedades respiratorias y cardíacas. Además, en los niños, respirar humo pasivo aumenta la posibilidad de desarrollar asma crónica y otitis.

3-. Mejora el olfato y el gusto

Ayuda a suavizar los sentidos del olfato y el gusto, después de dejar de fumar, y de haber dado tiempo a la nariz y la boca para recuperar las funciones normales, puede redescubrir el placer de los sabores auténticos.

4-. Ayuda a Respirar mejor

Una de las ventajas que un ex fumador puede encontrar en poco tiempo es mejorar la capacidad pulmonar, y habrá menos tos, menos dificultad para respirar y más resistencia, son signos de una mejora en la función respiratoria.

Una mejora progresiva, capaz de dar bienestar de inmediato y no dañar aún más la salud con la edad avanzada, cuando la respiración tiende a empeorar de forma natural.

5-.  Mejora la energía

Ya después de la segunda semana después del último cigarrillo, la circulación sanguínea mejora la sangre fluye normalmente a lo largo del cuerpo, generando muchos efectos positivos.

Aumenta la energía y la fortaleza lo que significa que el sistema inmunológico estará más saludable, el cuerpo estará más oxigenado y la aparición de trastornos como dolores de cabeza,  y agotamiento será más esporádica.

6.- Combate el estrés

Se suele creer que el cigarrillo sirve para relajar pues esto es totalmente falso. Fumar no sólo no disminuye los niveles de estrés, sino que, por el contrario, puede provocarlo, el fumador, entre un cigarrillo y otro, puede sentir los síntomas de abstinencia, muy similares al estrés, y confundirlos.

7.- Ayuda a la fertilidad

Los fumadores luchan más que los no fumadores por tener hijos, el humo del cigarrillo inhibe la fertilidad femenina, dañando el útero y los ovarios, y el macho, dañando la salud del esperma.

Por lo tanto, el abandono del hábito de fumar aumenta la posibilidad de concebir de forma natural o asistida, y reduce el riesgo de abortos y embarazos, incluso los más graves.

Por último, pero no menos importante, dejar de fumar, antes y durante el embarazo, protege al feto de posibles trastornos .

8.- Regenera la piel

Fumar acelera en gran medida el envejecimiento de la piel, la piel arrugada, la tez amarillenta y la opacidad son algunas de las características del aspecto del fumador. Sin embargo, dejar de fumar frena la acción de los radicales libres, retrasa la aparición de arrugas y permite que la epidermis reciba todos los nutrientes que necesita, incluido el oxígeno.

9.- Mejora la salud bucal

El humo inhalado a través de la cavidad bucal daña los dientes (se vuelven amarillentos) y hace que se produzca mal aliento, ¡dejar de fumar garantiza dientes más blancos y un aliento fresco para hacerte sonreír de nuevo libremente!

10-. Mejorar la vida íntima

Dejar de fumar no solo lo hará más atractivo piel más sana y brillante, aliento fresco y dientes blancos, sino que también mejorará su sexualidad.

¿Cómo? decir adiós al cigarrillo, ayuda a la circulación sanguínea y promueve el flujo correcto de sangre a las partes íntimas, en el hombre se traduce en una mejor erección y en la mujer, en una mayor excitación y en orgasmos más frecuentes.

¿Qué es el cigarrillo?

Un cigarrillo no es más que especie de un rollo o cilindro, extenso y duro formado de hojas de tabaco seco, en el mismo se presenta un filtro que retiene algunas de las toxinas, sin embargo, el porcentaje de la nicotina es dañino para la salud. El efecto que causa la nicotina en las personas es un efecto de “bienestar y euforia”

La combinación de productos químicos en el humo del cigarrillo proviene de diferentes fuentes cuando se fabrica y se usa un cigarrillo. Algunos químicos se encuentran naturalmente en la planta del tabaco, como la nicotina adictiva, y otros son absorbidos por la planta del suelo, aire o fertilizantes.

¿Cuánto tiempo ha existido el cigarrillo?

El tabaco ha estado creciendo en forma silvestre en las Américas durante casi 8000 años. Hace aproximadamente 2,000 años, el tabaco comenzó a ser masticado y fumado durante ceremonias y eventos culturales o religiosos.

¿Quién descubrió el tabaco y dónde?

El primer europeo en descubrir fumar fue Cristóbal Colón, en 1531, el tabaco se cultivó por primera vez en Europa (en Santo Domingo). Para 1600, el consumo de tabaco se había extendido por Europa e Inglaterra y estaba siendo utilizado como un estándar monetario, una práctica que continuó durante todo el siglo siguiente. Para el siglo XVIII, el hábito de fumar se había generalizado y la industria tabacalera había desarrollado una industria.

¿Cuándo se consideró por primera vez que cigarrillo era peligroso para la salud?

Durante la década de 1920 comenzaron a aparecer los primeros informes médicos que relacionaban el fumar con el cáncer de pulmón. Muchos editores de periódicos se negaron a informar sobre estos hallazgos, ya que no querían ofender a las compañías tabacaleras que publicitan mucho en los medios. Una serie de informes médicos importantes en los años 50 y 60 confirmaron que el tabaco causaba una variedad de enfermedades graves.

¿Cuándo se desarrollaron los cigarrillos?

Las máquinas para fabricar cigarrillos se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XIX. Las primeras máquinas de este tipo produjeron alrededor de 200 cigarrillos por minuto (las máquinas de hoy producen cerca de 9,000 por minuto). La producción masiva barata y el uso de publicidad de cigarrillos permitieron a las compañías tabacaleras expandir sus mercados durante este período.

¿Qué causó el crecimiento y posterior decadencia del tabaquismo en los mercados tradicionales?

La prevalencia del consumo de cigarrillos continuó creciendo a principios del siglo XX, principalmente como resultado del desarrollo de nuevas formas de promoción del tabaco.

El hábito de fumar aumentó dramáticamente durante las guerras mundiales, principalmente debido a la política de proporcionar cigarrillos gratis a las tropas aliadas como un ejercicio de «aumento de moral».

Más tarde, en el siglo XX, fumar se volvió menos popular debido a un rápido aumento en el conocimiento de los efectos en la salud tanto del tabaquismo activo como del pasivo.

Las primeras demandas exitosas en contra de las compañías tabacaleras por enfermedades relacionadas con el hábito de fumar ocurrieron en la última parte del siglo XX.

¿Qué le sucede al cuerpo cuando se deja de fumar?

Fumar daña casi todos los órganos. De hecho, los más de 4 mil productos químicos producidos por la combustión del tabaco llegan a los tejidos exponiéndose al riesgo de desarrollar un tumor.

Las numerosas moléculas irritantes presentes en el humo del tabaco promueven las infecciones, promueven la inflamación y aumentan el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.  Todo esto hace reducir la calidad de vida lo que dificulta la realización de sus actividades diarias.

 

Deja un comentario