11 beneficios para el organismo del consumo del zinc

Los beneficios para el organismo del consumo del zinc son de suma importancia ya que este es un oligoelemento presente en huesos, dientes, piel, hígado, músculos e incluso en el cabello, y elemento juega un papel muy importante ya que ¡interviene en la actividad de más de 200 enzimas de nuestro organismo y participa en el fenómeno de la renovación celular de la curación de heridas, así como en el crecimiento

¿Qué es el zinc?

El zinc es un oligoelemento que se encuentra en cantidades traza en el organismo, el equivalente de aproximadamente 2 gr en total, incluyendo 65% Concentrado en los músculos y 20% en los huesos.

Está presente en todas las células, incluidas las glándulas suprarrenales, la piel, partes del cerebro, páncreas, membranas del ojo, próstata y esperma.

Beneficios del consumo del zinc

Importancia del zinc

Los beneficios del zinc para el organismo y su importancia juegan un papel importante en el crecimiento, respuesta inmune, neurológico y las funciones reproductivas. Es necesario para más de cien procesos enzimáticos vitales en el cuerpo (los expertos estiman 300).

Participa en la síntesis de ADN, ARN y proteínas, procesos inmunes y cicatrización, reproducción y crecimiento de lesiones. También desempeña funcione en la modulación del estado de ánimo y el aprendizaje, así como en la visión, el gusto y el olfato.

 Está involucrado en el proceso de coagulación de la sangre, las funciones de la hormona tiroidea y el metabolismo de la insulina.

Beneficiosos del zinc

Los beneficios para el organismo del consumo del zinc juegan un papel vital en cientos de mecanismos corporales. Activa las enzimas responsables de la constitución del material genético (ADN y ARN) y está íntimamente involucrado en el crecimiento celular.

Tiene una acción antioxidante a través de una enzima, el superóxido dismutasa, que es uno de los componentes: ayuda al cuerpo a defenderse del daño causado por el exceso de radicales libres.

Permite que el sistema inmunológico funcione correctamente al garantizar la actividad óptima de los linfocitos T. El zinc también está involucrado en la maduración sexual, la reproducción y la fertilidad, el buen estado de la piel y el cabello, e incluso el sabor y el sabor. olor.

Combatir infecciones

El zinc está unido a proteínas y se concentra en los músculos (60%), los huesos (30%), el hígado (5%) y, en los hombres, en la próstata. Su eliminación es principalmente a través del tracto intestinal, pero también por el sudor y la exfoliación de la piel.

El zinc es una gran cantidad de enzimas y desempeña un papel crucial en la síntesis celular y los procesos inmunitarios. Aunque todas las células del cuerpo necesitan zinc, la ingesta de este mineral a menudo es insuficiente. De ahí el beneficio de tomar suplementos de zinc para evitar deficiencias que pueden afectar su salud.

Promueve la fertilidad

El zinc tiene un efecto favorable en la producción de varias hormonas. Podría aumentar la fertilidad masculina y femenina, y desempeña un papel importante en el buen funcionamiento de la próstata.

También podría ser eficaz en caso de hipotiroidismo y, en la medida en que eleva los niveles de insulina, ayuda a los diabéticos.

 Estimulando la cicatrización de heridas y lesiones de la piel, se usa en forma oral o local como crema para el tratamiento del acné, las quemaduras, el eccema y la psoriasis. También mejora la salud del cabello y cuero cabelludo.

 Nota: Se debe tener precaución, si se está recibiendo tratamiento médico, en estos casos es recomendable consultar con el especialista antes de tomar cualquier suplemento de zinc.

Mejora, sana y rejuvenece la piel

 Cuando la piel sufre una ruptura el zinc actúa de inmediato Primero, la cantidad de mineral en la piel que rodea al corte aumenta a medida que las enzimas y las proteínas aumentan para protegerse contra las infecciones, controlar la inflamación y producir nuevas células y transportarlas para cerrar la piel rota.

 Ayuda al funcionamiento mental

La investigación ha demostrado que el zinc tiene una gran influencia en el funcionamiento mental. En combinación con la vitamina B6, el zinc garantiza el correcto funcionamiento de los neurotransmisores. Estos últimos aseguran la comunicación entre el cerebro y el cuerpo.

Pero el llamado Hipocampo, que controla nuestro pensamiento y memoria, también contiene grandes concentraciones de zinc. Esto indica claramente cuán importante es el zinc para sus funciones cognitivas células y la función de las membranas celulares.

 Combate los resfriados

El zinc juega un papel importante en la reducción de la duración y la gravedad de las enfermedades leves, como los resfriados y la gripe. Por ejemplo, durante un resfriado, su cuerpo produce citocinas, que pueden causar nuevas inflamaciones.

 El zinc reducirá significativamente la cantidad de citocinas, lo que influirá positivamente en la gravedad y la duración de la enfermedad. Además,  el zinc estimulará los glóbulos blancos para prevenir todo tipo de infección.

 Ayuda a regular el peso

Cuando se trata de perder peso, el zinc es casi indispensable. Durante mucho tiempo, el zinc se ha asociado directamente con la reducción del apetito, por lo que se puede prevenir el llamado «comer en exceso».

También el zinc tiene un efecto sobre la hormona Ghrelin. Esta hormona le dice al cuerpo cuándo hay que comer algo nuevamente, sin importar si esto es necesario o no.

 Regulación de enzimas

El zinc es un componente esencial en la formación de enzimas que ayudan a regular el crecimiento celular, la síntesis de proteínas, el equilibrio hormonal, el ADN, el metabolismo y muchos otros procesos y funciones corporales, a menudo relacionados.

Sin el zinc, o si hay una clara falta de zinc, todos estos procesos se ponen en peligro indirectamente, lo que puede tener consecuencias importantes a largo plazo.

Acción antioxidante

El zinc también es un antioxidante para el organismo. Esto significa que el zinc busca y puede producir radicales libres inofensivos, los radicales libres son subproductos del metabolismo celular y potencialmente responsables de una impresionante lista de enfermedades y afecciones.

Los radicales libres son capaces de transformar las células normales en células cancerosas al dañar el material de ADN presente en cada célula. Por lo tanto, podemos considerar los antioxidantes como una de las defensas más importantes contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer.

Por supuesto que hay muchos más antioxidantes, como la vitamina C. ¡Pero ciertamente no debemos olvidar el zinc!

 Mejora la fatiga crónica

Si se acude al médico por quejas de fatiga crónica, a menudo recetan con pastillas de hierro o con aceite de pescado. El último en particular es muy interesante, porque el aceite de pescado contiene, además de muchos ácidos grasos buenos, una cantidad considerable de zinc.

 El zinc es de gran importancia para las funciones musculares, y como la fatiga muscular es una de las causas más importantes de la fatiga crónica, el zinc es el complemento ideal para estimular los músculos y, por lo tanto, para combatir la fatiga crónica.

Mejora la caída del cabello por alopecia

La alopecia es una enfermedad autoinmune que causa la pérdida no deseada de cabello. Esta condición del cabello puede ocurrir a casi cualquier edad y solo se descubre cuando las manchas calvas se vuelven visibles. La condición no se acompaña de picazón, eccema u otras características externas, aparte de los puntos calvos en sí.

Si acude al médico con este tipo de quejas, a menudo se recomienda tomar un suplemento de zinc. El zinc es una parte importante de muchos procesos que tienen lugar dentro y alrededor del cabello.

En muchos casos, la condición del cabello se puede reducir con la ayuda de zinc, o al menos más lento.Los estudios han demostrado que el zinc, en combinación con la alopecia, tiene más efecto en niños que en adultos.

Ayuda al sistema óseo

El zinc también es muy importante para el sistema óseo . Los huesos pueden volverse débiles y quebradizos si hay escasez de zinc en el cuerpo. Claro que también puede haber vejez. En este último caso no hay escapatoria, pero puede posponer el proceso el mayor tiempo posible agregando zinc a una dieta, entre otras cosas.

El zinc es una parte importante de la hidroxiapatita, una forma de sal que ayuda a asegurar huesos fuertes.

¿Qué alimentos contienen zinc?

Buenas fuentes de zinc incluyen carnes rojas, mariscos (especialmente ostras), productos lácteos, nueces, legumbres y productos enteros. Sin embargo, el zinc es más fácilmente absorbido por la carne y otras proteínas animales.

Algunos quesos también son buenos proveedores de zinc. En el campo de los alimentos vegetales, los granos enteros, la harina de avena y las legumbres como las lentejas o los guisantes apoyan el suministro de zinc del organismo. La mayoría de los frutos secos también se consideran ricos en zinc.

Desafortunadamente, las verduras, los granos y las nueces no son una fuente ideal porque contienen fitato, un compuesto en las plantas que evita la absorción óptima de zinc

Ingesta adecuada del zinc

La ingesta diaria recomendada es de 10 mg para las mujeres y 12 mg para los hombres. Puede reducirse entre un 20% y un 30% cuando la dieta es rica en productos cárnicos (el zinc está bien asimilado) y debe ser alta (15 mg) en el caso de una dieta predominantemente vegetariana.

Deja un comentario