14 Beneficios Del Vino Tinto. Bebida Alcohólica Realmente Saludable

Encontramos algunos beneficios del vino tinto que actualmente se han convertido en una de las bebidas alcohólicas más saludable para la salud. Ayuda en la prevención de enfermedades que van desde enfermedades cardiovasculares hasta cáncer. Algunas otras ventajas del vino tinto incluyen la prevención de la demencia, la lucha contra el proceso de envejecimiento y el control de la hipertensión.

El vino tinto también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos biliares y cálculos renales. Desempeña un papel en la mejora de la resistencia general a los alérgenos y los antioxidantes del vino son componentes de algunas fórmulas cosméticas de alta gama. Una dosis diaria de una cantidad moderada de vino tinto realmente puede hacer maravillas para el cuerpo.

Los beneficios para la salud del vino tinto lo han distinguido de muchas otras bebidas. A diferencia de otras bebidas que contiene alcohol, el vino no aumenta significativamente el conteo de calorías y, de hecho, mantiene su obesidad bajo control. El consumo de vino conduce a niveles más bajos de colesterol LDL, lo que tiene un efecto positivo en el corazón. Proporciona una rica fuente de antioxidantes que incluyen flavonoides y polifenoles, especialmente resveratrol, que es un elemento activo en la prevención del cáncer. Además se ha demostrado ser una rica fuente de antioxidantes y una poderosa sustancia para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Beneficios del vino tinto para la salud

14 Beneficios del vino tinto para la salud

Estos son algunos de los beneficios para la salud del vino tinto:

1.- Previene el cáncer

El vino tinto es una rica fuente de un polifenol llamado resveratrol, que actúa como antioxidante. Protege las células del cuerpo del daño y previene las enfermedades crónicas. Estos antioxidantes juegan un papel importante en la prevención del cáncer, incluidos el cáncer colorrectal y el cáncer de pulmón.

2.- Previene la pérdida de memoria

Recientes investigaciones sugieren que el resveratrol que se encuentra en el vino rojo y puede ayudar en la prevención de la perdida de la memoria relacionada con la edad.

3.- Previene enfermedades cardiovasculares

Según los hallazgos de la revista Nature, el vino tinto inhibe la síntesis de endotelina-1. Es una proteína responsable de la acumulación de grasas a lo largo de las paredes de los vasos sanguíneos que conducen a la aterosclerosis. El vino también tiene altos niveles de procianidinas, una clase de fenoles, que desempeñan un papel en la oxidación del colesterol LDL (malo), reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El vino tinto puede previene enfermedades cardiovasculares

4.- Propiedades antiinflamatorias

La American Chemical Society ha descubierto que los fenoles que se encuentran en el vino tinto evitan la agregación plaquetaria, contrarrestando así las trombosis que pueden ocluir el revestimiento interno de los vasos sanguíneos. Tiene propiedades anticoagulantes  más altos que la aspirina en este aspecto. La aspirina generalmente se toma como una medida preventiva para los ataques cardíacos.

5.- Previene la demencia y la enfermedad de Alzheimer

El resveratrol en el vino también juega un papel neuroprotector y mejora la degradación de las placas que pueden causar Alzheimer. Además otro de los beneficios del vino tinto es que también puede contrarrestar la degeneración de las neuronas relacionada con la edad.

6.- Retrasa el envejecimiento

La Escuela de Medicina de Harvard recomienda una dosis diaria de resveratrol para una vida más larga y más saludable.

7.- Previene la Diabetes

Entre los beneficios del vino tinto está el de prevenir las complicaciones causadas por el estrés oxidativo durante el inicio de la diabetes mellitus. Esto también reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares entre los pacientes con diabetes tipo 2.

8.- Previene la Osteoporosis

El alto contenido de silicio del vino tinto asegura una mayor densidad ósea y también puede actuar como un protector de la salud ósea en mujeres menopáusicas debido a los fitoestrógenos presentes en él. El estrógeno se usa comúnmente en la terapia de reemplazo hormonal para mujeres menopáusicas.

9.- Previene la hipertensión

Un componente de vino tinto, provinol, es eficaz para aliviar la hipertensión deficiente en óxido nítrico (NO) sintasa.

10.- Reduce el riesgo de cálculos renales

Los estudios llevados a cabo por la Escuela de Medicina de Harvard indican una reducción en la ocurrencia de cálculos biliares entre los bebedores regulares de una porción moderada de vino cada día. El vino también reduce la incidencia de cálculos renales cuando se consume con moderación.

11.- Minimiza las reacciones alérgicas

Otro de los beneficios del vino tinto es que puede brindar alivio a las alergias en algunas personas además de aumentar su resistencia a los alérgenos.

El vino tinto puede brindar alivio a las alergias

12.- Propiedades diuréticas

Al igual que otras bebidas alcohólicas, el vino tiene propiedades diuréticas y elimina las toxinas del cuerpo al orinar.

13.- Cuidado dental

Según un estudio reciente, el extracto de semilla de vino tinto y vino puede ayudar a prevenir las caries.

14.- Contribución en Cosméticos

El resveratrol que se encuentra en el vino también ha demostrado reducir las cicatrices causadas por la radiación y es un componente de muchos productos y aplicaciones cosméticos.

Vino tinto ecológico

El vino tinto orgánico es una de las bebidas más saludables en comparación con un vino tinto normal. Aunque, el gusto es un tema muy personal en términos de vino, y cada uno tiene sus propias preferencias. Aun así, la mayoría de los apreciadores de vino opinan que el vino tinto es mejor que el vino blanco en muchos aspectos.

Aunque el vino tinto es naturalmente más rico en beneficios para la salud y sabor que su equivalente blanco, una parte considerable de sus antioxidantes se destruye si no se procesa orgánicamente.

La presencia de fertilizantes químicos, pesticidas y fungicidas presentes en ella, al no ser orgánicos, roba aún más su bondad. También se empaca en contenedores orgánicos ecológicos. Por estas razones, el vino tinto orgánico es una opción muy saludable en lugar de un vino normal. En el contexto de los vinos, una simple etiqueta «orgánica» en la botella no certifica que es 100% orgánico.

Categorías de los vinos tintos orgánicos

Los vinos tintos orgánicos vienen en tres categorías. Primero, aquellos con una etiqueta «100% orgánica» en ellos. Como su nombre lo indica, el 100% de las uvas utilizadas en estos vinos son orgánicas y no se les han agregado absolutamente ningún aditivo químico para su procesamiento o conservación.

Luego están los vinos tintos orgánicos que simplemente tienen la etiqueta «Orgánica» en ellos. Según los estándares de Estados Unidos o europeos, al menos el 95% de las uvas deben ser cultivadas orgánicamente. Algunas cantidades permisibles de estabilizadores químicos y conservantes (principalmente compuestos de azufre) también se pueden usar en ellos.

Estos vinos pueden contener hasta 10 mg de sulfitos y todavía se pueden llamar orgánicos. Finalmente, hay vinos tintos orgánicos con «Hecho de uvas orgánicas» escritos en sus etiquetas. Esto significa que al menos el 70% de las uvas utilizadas en su fabricación es de naturaleza orgánica. No se hacen necesariamente a través del procesamiento orgánico. También contienen una cantidad permisible de sulfitos.

Procesos de fabricación de vino tinto:

Los procesos de fabricación para el vino tinto orgánico y el vino tinto no orgánico difieren sustancialmente. Aquí están las principales diferencias; el vino tinto orgánico está hecho de uvas de vino cultivadas orgánicamente, procesadas de manera orgánica, por lo que se conserva la mayor parte de su bondad natural.

En el proceso orgánico, se pone énfasis en el uso de prensas de madera o herramientas similares para que una cantidad mínima de metales entre en el vino. El vino tinto orgánico tampoco usa sabores ni colores artificiales.

►Video recomendado: Divino Vino: Es bueno o malo tomar vino?

 

Deja un comentario